¿Acabas de escuchar las palabras email transaccional y no sabes bien a qué se refieren? ¿Estás buscando buenos ejemplos de este tipo de emails para mejorar tu estrategia de emailing?

Pues estás en el lugar adecuado en el momento adecuado. En este artículo exploramos todo sobre el email transaccional. Te mostraremos los diferentes tipos, te guiaremos a través de las confusiones más comunes que tienen las personas a la hora de crearlos y compartiremos las mejores prácticas para que puedas crearlos tu mismo

 


Contenidos

  1. ¿Qué es un email transaccional?
  2. ¿Por qué es importante un email transaccional?
  3. ¿Por qué debería enviar un email transaccional?
  4. ¿Cuáles son los principales tipos de emails transaccionales?
  5. Consejos para crear emails transaccionales
  6. Por qué deberías certificar tus emails transaccionales, especialmente en Black Friday, Cyber Monday y Navidad.

 


¿Qué es un email transaccional?

 

Un email transaccional es un correo electrónico enviado por un remitente a un destinatario de manera automatizada como resultado de una acción concreta que el destinatario ha realizado

Si aún no sabes de qué hablamos, piensa en alguno de estos ejemplos:

  • El email de confirmación de una reserva en Booking
  • El email de bienvenida a Netflix
  • El email con la factura de una compra reciente en Amazon

Claramente, estos correos electrónicos son diferentes de los correos electrónicos de marketing (email marketing), principalmente porque no forman parte de una campaña de marketing o ventas. Además, suelen ser correos electrónicos importantes que los usuarios esperan recibir en su bandeja de entrada, ya que confirman una interacción que han hecho previamente con tu empresa. 

 

¿Por qué es importante un email transaccional?

 

Estos emails de confirmación son importantes porque a menudo contienen información relevante que el destinatario necesita para hacer algo más o simplemente para confirmar una acción que ha realizado

Recibir o no recibir un email transaccional puede convertirse en una disputa, especialmente si es a favor del destinatario. Por esta razón, es interesante que tu empresa certifique sus emails transaccionales para poder demostrar legalmente que fueron enviados y entregados al destinatario, por si acaso él lo niega en algún momento. 

Todos hemos recibido un email transaccional alguna vez y hemos estado agradecidos por ello. Pueden ser sobre cualquier tema: desde una confirmación de reserva de un vuelo a una confirmación de contraseña, una alerta de un carrito de compra abandonado – ups – o un fantástico email para validar tu dirección de correo electrónico al registrarte en eEvidence. ?

 

 

Sea lo que sea, será algo importante para el destinatario y con suerte será un email que la empresa haya certificado.

 

¿Por qué debería enviar un email transaccional? 

 

Los emails transaccionales tienen una alta tasa de apertura y le ofrecen a tu marca la oportunidad de poder construir una relación de confianza con tus clientes. 

Estos emails deben formar parte del servicio que tu empresa les ofrece y son una pieza importante del customer journey del cliente. 

De hecho, el 58% de las empresas están actualmente desarrollando estrategias para ofrecer una experiencia integrada de servicio al cliente, y los emails transaccionales son una parte importante de ello. 

 

¿Cuáles son los principales tipos de emails transaccionales?

Lo creas o no, existen muchos tipos de emails transaccionales. Básicamente dependen del tipo de negocio que tengas. 

Por ejemplo: las marcas ecommerce enviarán una gran cantidad de emails de carrito abandonado o confirmación del pedido, mientras que los negocios SaaS enviarán emails de bienvenida, notificaciones y avisos, actualizaciones de seguridad o emails personalizados.

A continuación vamos a ver los diferentes tipos y ejemplos de emails transaccionales y las mejores prácticas que puedes usar para inspirar tu propia estrategia de emailing.

  1. Notificaciones de carrito abandonado
  2. Confirmaciones de compra o reserva
  3. Confirmación de una nueva cuenta, alertas y cambios
  4. Conseguir opiniones de producto/servicio
  5. Informes de uso y reportes

1. Notificaciones de carrito abandonado

 

Este tipo de emails son mayoritariamente enviados por negocios ecommerce para informar al potencial cliente de que no ha terminado su compra

No los confundas con emails de marketing: son emails transaccionales que se envían automáticamente y de forma personalizada a cada usuario cuando éste hace una acción – o en este caso, cuando no la hace. Este tipo de emails también se conocen como emails desencadenados por activadores de comportamiento.

Los correos electrónicos de carrito abandonado tienden a marcar una línea fina entre los correos electrónicos transaccionales y los de marketing. Es importante que no suenen demasiado agresivos y se presenten simplemente como recordatorios útiles de que alguien no completó su compra. 

 

Ejemplos de emails de carrito abandonado

 

 

Estos dos emails de Uniqlo y Society6 son buenos ejemplos de emails transaccionales. Por un lado, son una buena forma de recordar al usuario que debe terminar la compra que previamente inició. Por otro lado, muestran que la marca se preocupa por ellos, además de ofrecerles algún que otro incentivo. ¿A quién no le gusta recibir un 30% de descuento en sus compras? 

2. Confirmaciones de reserva/compra

 

Otro tipo de email transaccional típico en todos los sectores es el email de confirmación de compra o reserva – un correo electrónico para confirmar al cliente que su pedido se ha procesado correctamente. Estos emails suelen contener documentos adjuntos importantes para el destinatario como tickets, facturas, recibos o solicitudes de pago. 

Como medida para combatir el fraude online y prevenir posibles riesgos legales y económicos en el futuro, las empresas recurren a la certificación de estos emails para acreditar legalmente que el correo electrónico fue enviado y entregado al cliente. De este modo, las empresas pueden evitar las pérdidas millonarias por fraude generado por sus propios consumidores.

En resumen, certificar tus emails transaccionales de confirmación de reserva te dará la tranquilidad que necesitas en tu negocio.

 

Ejemplo de email de confirmación de pedido

transactional email etsy

 

Este email de confirmación de pedido de Etsy es un gran ejemplo de cómo dar tranquilidad a tus clientes de lo que ocurre con su pedido. El correo electrónico se ha mantenido fiel a su esencia de marca: es divertido y simpático, a la vez que informativo y tranquilizador. Tiene lo mejor de ambos mundos. Bravo Etsy. ?

 

3. Confirmación de cuenta, alertas y cambios  

 

En la mayoría de ocasiones, nadie solicita expresamente recibir un email transaccional, pero siguen siendo importantes y útiles tanto para la empresa como para el destinatario.

Además de la confirmación de creación de cuenta, cualquier cambio o alerta sobre la cuenta justifica el envío de un correo electrónico para avisar al usuario. Estos correos electrónicos pueden notificar múltiples cambios, desde restablecer la contraseña hasta actualizar la información de contacto.

Consejo de expertos: algo bueno que hay que tener en cuenta para este tipo de correos electrónicos es poner el nombre de tu marca en la línea de asunto o en el texto de previsualización. Pónselo fácil, haz que el destinatario reconozca rápidamente que eres tu. Todos te lo agradeceremos. 

 

Ejemplo de un email de alerta de inicio de sesión

 

transactional email airbnb

 

Este email de Airbnb es un excelente ejemplo de alertas de la cuenta. Estos emails son una fantástica oportunidad de mostrarle a tus clientes que te preocupas por ellos y que tienes mecanismos para evitar el fraude. Esta es una buena forma de ganarte su confianza y mostrarles que lo tienes todo bajo control.

 

4. Conseguir opiniones de producto/servicio

 

Este tipo de emails transaccionales suelen enviarse cuando has recibido un producto o has tenido una interacción con un servicio y preguntan al cliente por su valoración.

La mayoría de las veces, no ofrecerás nada a cambio de que alguien te dé su opinión, ya que ese gesto podría condicionar su respuesta. En su lugar, te recomendamos mostrarte empático y pedir educadamente su opinión sincera. 

 

Ejemplos de emails para conseguir la opinión de tus clientes

 

 

 

Los dos correos electrónicos anteriores son grandes ejemplos de cómo puedes utilizar el lenguaje y el diseño para animar a los clientes a que dejen sus comentarios a través de tu servicio de email transaccional. 

Por un parte, el ejemplo de Scoot utiliza un lenguaje genuino y pide amablemente al lector que mejore la experiencia. Por otra parte, el ejemplo de Dropbox ofrece la opción de dar una puntuación al servicio con un simple clic, que llevará a los clientes a una encuesta más amplia. ¡Magia! Así se consiguen sugerencias de los usuarios. 

 

5. Informes de uso y reportes

 

Seguramente, no todos tus clientes usarán tu aplicación. Espera, puede que ni tengas una. Entonces, ¿cómo puedes notificar en tiempo real a tus clientes? 

Una de las características principales de una aplicación es dar a tu marca un punto de contacto completo e ininterrumpido con los clientes. Sin embargo, cuando no tienes esta oportunidad, puedes confiar en el correo electrónico para proporcionar avisos y reportes en tiempo real como sustituto o complemento de las conocidas notificaciones «in-app». 

En la mayoría de ocasiones, puedes enviar informes de uso de forma semanal o mensual, en lugar de enviar un correo electrónico cada vez que ocurre un evento en particular. Toda la actividad relacionada con tu marca durante un periodo puede ser resumida en un sólo correo electrónico más completo e informativo.

 

Ejemplo de un email de informe de uso semanal

 

 

FitBit ha hecho muy buen trabajo aquí. Te recomendamos inspirarte de ellos para crear tus propios emails transaccionales de informes de uso. FitBit ha diseñado un informe semanal acompañado de gráficos con datos reales del usuario, consiguiendo así un email mucho más impactante.

Recuerda que estos emails pueden suelen ser muy instructivos para tus usuarios y son una buena forma de justificar que estén pagando por tu producto. Por favor, que no se den de baja…

 

Consejos para tus emails transaccionales

 

Ahora que hemos repasado los diferentes tipos de emails transaccionales, es momento de enseñarte buenos consejos a la hora de crearlos. Seguro que ya te habrás dado cuenta de algunos durante la lectura… 

  1. Ofrece valor – Asegúrate de que cada email que envías ofrece valor al destinatario. Piensa: ¿qué es lo que el destinatario espera recibir?
  2. Genera confianza – Usa cada email transaccional como una oportunidad para generar confianza con el destinatario.
  3. Personaliza – Cualquier información que tengas de tu destinatario muéstrala a través de la personalización de tus emails: nombre, apellido, intereses de producto, planes de suscripción, idiomas, etc. 
  4. Usa datos – Úsalos para hacer tus emails más instructivos y reveladores. Son ideales para los resúmenes e informes de uso.
  5. Sé considerado – Usa un lenguaje humilde, sé considerado y respetuoso con tu lenguaje. Si te preocupa su seguridad, demuéstraselo.
  6. Línea de asunto y texto de previsualización – Aunque no lo parezca, esto es la mitad del contenido de un email. Sé inteligente con cómo los usas y qué información escribes.
  7. Ve directo al grano – Los emails transaccionales proporcionan información concreta. Asegúrate de que esto sea así. Siempre.
  8. El diseño es importante – El diseño del email debe reflejar la experiencia que quieres crear con tu producto y tu marca. Asegúrate que es fluido, práctico y bonito a la vista. 
  9. Aprovecha para hacer marketing– Pese a no ser emails de marketing, sí que puedes aprovechar los emails transaccionales para impulsar tu estrategia de marketing. Aquí encontrarás buenos consejos para hacerlo.
  10. Certifícalos – Por último, asegúrate de tener una prueba legal de su envío, contenido y entrega al destinatario de aquellas comunicaciones que consideres importantes. Por si acaso. 

 

Por qué deberías certificar tus emails transaccionales, especialmente en Black Friday, Cyber Monday y Navidad

 

Antes de empezar a diseñar o mejorar tu estrategia de email transaccional, párate un momento a pensar si algunos de tus emails deberían estar certificados. ¿Qué información estás enviando? ¿Qué pasaría si el destinatario niega el contenido o la recepción de uno de tus emails? ¿Necesitas pruebas de entrega de tus mensajes?

En muchas ocasiones, querrás certificar tus emails transaccionales utilizando un servicio de entrega electrónica certificada como eEvidence. Esto es especialmente recomendable cuando se trata de comunicaciones importantes como la actualización de tus políticas tratamiento de datos, una solicitud de consentimiento expreso acorde al RGPD, solicitudes de pago, envío de facturas y recibos o simplemente los emails de confirmación de una reserva. Una vez certificados, nada ni nadie podrá negar que los enviaste y que fueron entregados al destinatario

Si estás pensando en enviar un alto volumen de emails transaccionales, especialmente por Black Friday, Cyber Monday o Navidad, certificar estos emails te ayudará a prevenir y combatir el fraude amistoso.

Por último, si quieres empezar a certificar tus emails hoy, échale un vistazo a nuestros planes o prueba eEvidence gratis.

 

Try eEvidence for free

Y ahora, la prueba definitiva: si te dieras de alta en eEvidence, ¿qué tipo de email transaccional te enviaríamos? (Psst, la respuesta está en el enlace de arriba ?).

 


Esta este artículo es una adaptación de la versión original en inglés.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>