Técnicamente hablando, no hay forma 100% fiable de demostrar que un email ha sido abierto o leído. Si la hubiera, ¿por qué Google recomienda no confiar en los acuses de lectura para certificar la entrega de un correo electrónico?

Lo sentimos si acabamos de romperte el corazón. No te preocupes, todo se arreglará. Pero párate un momento a pensar: si pudieras probar que un email ha sido entregado al destinatario, el tema no es si el destinatario lo ha leído o no, sino si es razonable pensar que no lo ha hecho. ¿No crees?

Por suerte, sí existe una forma 100% fiable de demostrar la entrega de tus correos electrónicos, que debería ser suficiente prueba. Sigue leyendo para saber cómo puedes rastrear y certificar la entrega de tus emails.

 



 

Por qué los acuses de lectura no son fiables

 

Los acuses de lectura forman parte de lo que se conoce como Message Disposition Notifications (MDNs) (ver RFC 3798) y existen desde finales de los 70. Sin embargo, no fueron creados para probar la entrega de un email a un tercero, sino como una forma, más o menos fiable, de asegurarse de que los pocos servidores que entonces había conectados estuvieran funcionando y que el email hubiera llegado a destino.

De hecho, el Message Disposition Notification RFC 3798 es bastante tajante sobre las consideraciones legales de los mensajes MDNs (traducción del original):

 

Los MDNs pueden ser falsificados con tanta facilidad como pueden falsificarse los correos electrónicos ordinarios de Internet. En el marco del Correo Internet actual, los MDNs proporcionan información valiosa al usuario de correo: sin embargo, no pueden ser considerados como una garantía de que el mensaje fuera o no fuera visto por el destinatario. Incluso si los MDNs no han sido activamente falsificados, puede que se hayan perdido en tránsito.

 

Además, Google nos advierte sobre el uso de las confirmaciones de lectura:

 

No te fíes exclusivamente de las confirmaciones para saber si se han recibido tus mensajes. Aunque los sistemas de correo electrónico generalmente admiten las confirmaciones de lectura, puede ocurrir que recibas la confirmación de un mensaje que no se ha leído o que no te llegue la confirmación aunque el destinatario haya leído el mensaje.

 

Aquí tienes un ejemplo práctico de lo que dice Google: Imagina que envías un email que contiene un pixel de rastreo – una imagen muy pequeña incrustada en el correo. Tu intuición te dice que cuando el destinatario abra el email, se activará el pixel y serás notificado. Pero lo que no sabes es que el sistema de correo del destinatario tiene desactivada la visualización de imágenes, por lo que cuando abra el email, el pixel no se activará. Ups

 

La diferencia entre «abierto» y «leído»

 

Finalmente, está la diferencia entre que un email haya sido abierto y que un email haya sido leído. Cuando un email ha sido abierto, no significa que haya sido leído también.

De hecho, no es posible demostrar de forma fiable que un email se ha leído. Ocurre lo mismo con un burofax: no hay un notario que acompañe la notificación y testifique que el destinatario ha abierto la carta y la está leyendo en voz alta.

 

La solución que necesitas: un email certificado con prueba de entrega

 

Si estás buscando una prueba irrefutable sobre la entrega de tus comunicaciones por correo electrónico, entonces el email certificado es todo lo que necesitas.

 

Qué es el email certificado

 

Un email certificado es un email que ha sido certificado por un servicio de entrega electrónica certificada (tercero independiente) y que emite un certificado de evidencia para el emisor que demuestra irrefutablemente el envío, contenido y entrega de una comunicación.

 

El certificado electrónico aporta pruebas irrefutables que demuestran que tu email ha sido enviado y recibido. Estas evidencias son fiables y no se pueden interpretar de otra manera, es decir, nadie puede negar lo contrario: ni que tú no enviaste el email ni que tu destinatario no lo recibió.

Adicionalmente, si alguna vez necesitas presentar esta evidencia para ganar una disputa o ante un tribunal, el certificado de eEvidence es la prueba que necesitas.

En una gran mayoría de ocasiones, será interesante para ti dejar acreditados los emails que envías, especialmente cuando gestionas comunicaciones importantes como reclamaciones, contratos, cambios en políticas, consentimiento y política de protección de datos (RGPD), facturas, tickets de compra, confirmaciones de compra online, notificaciones a empleados y todo lo demás que puedas imaginarte. Al certificarlos, podrás demostrar legalmente que los enviaste y que fueron entregados a tu destinatario.

 

Cómo enviar un email certificado (desde tu cuenta de correo habitual)

 

Enviar un email certificado (o en otras palabras: certificar los emails que envías) es muy fácil con eEvidence Email Certificado. Mientras que otros servicios te obligarán a enviarlos desde una plataforma externa, con eEvidence puedes enviarlos desde tu cuenta de correo electrónico habitual.

Sólo debes asegurarte de seguir estos pasos:

Paso 1: Registra tu dirección de correo en eEvidence

No podemos certificar ningún email que no provenga de una dirección de correo que no esté dada de alta en nuestra plataforma. Por eso, primero debes registrarte en eEvidence. No te preocupes, tan sólo te tomará unos pocos segundos.

Elige entre nuestro plan gratuito (incluye 5 emails certificados al mes) o nuestro plan Scale que empieza en sólo 1€/mes (incluye 20 emails certificados y 5 años de custodia de los certificados de evidencia, entre otras coberturas).

 

Paso 2: Accede a tu cuenta de correo habitual y añade «.eevid.com» a la dirección del destinatario

Cuando accedas a tu cuenta de correo habitual (no importa si es Gmail, Hotmail, Outlook o tu correo corporativo), compone el email como de costumbre lo haces y simplemente agrega «.eevid.com» al final del email del destinatario. Tal y como se muestra en la imagen. Una vez enviado, se entregará al destinatario en segundos.

Aviso: Si no quieres que tu destinatario sea consciente de que recibe una comunicación certificada, debes darte de alta en un plan Scale que tiene la opción de activar o desactivar el aviso de notificación certificada que incrustamos en el cuerpo del email.

 

Paso 3: Consigue el certificado de evidencia

Tras unos segundos, te enviaremos el certificado de evidencia por correo electrónico. El certificado está disponible en varios idiomas, pero por defecto siempre incluye una copia en inglés. Si has elegido un plan Scale, también custodiaremos durante 5 años tus certificados de forma segura y podrás acceder y descargarlos en cualquier lugar y en cualquier momento.

 

Try eEvidence for free

 

Por qué eEvidence es la mejor herramienta para certificar tus correos electrónicos

 

 

Fácil de usar

No importa si lo necesitas de vez en cuando o millones de veces al mes, eEvidence te permite enviar emails certificados sin complicaciones. Te ofrecemos diferentes métodos para ello: manualmente (el método de añadir «.eevid.com») o automáticamente (enrutando tus emails hacia nosotros por SMTP). Así que puedes conectar fácilmente tus aplicaciones favoritas (sistema de email, ERP o CRM) con eEvidence.

 

0% intrusivo

eEvidence es la única solución diseñada para ser 0% intrusiva y protegerte a ti y a tu marca. Hemos patentado un método que no requiere involucrar al destinatario en el proceso de certificación. Así pues, te ofrecemos la opción de notificarle que el email está siendo certificado o no hacerlo, mediante un aviso de «notificación certificada» que incrustamos en el cuerpo del mensaje. Esta funcionalidad está disponible en nuestro plan Scale.

 

100% fiable

Nuestros certificados contienen evidencias irrefutables y podrán ser admitidos ante un tribunal, dado que cumplimos con los principales reglamentos internacionales como el eIDAS, ESSIGN o UETA. Es por este motivo que personas y organizaciones en todo el mundo confían en nosotros para certificar más de 50 millones de emails. Y estamos orgullosos de trabajar con ellos, entre los que se incluyen abogados, bancos, compañías de seguros, empresas farmacéuticas, marcas de comercio electrónico, departamentos de recursos humanos, genios de la informática, entre otros.

 

Precio justo

Creemos que todo el mundo debería poder comunicarse de forma más segura. Con esta premisa en mente, hemos diseñado nuestros servicios para que cualquier persona pueda acceder fácilmente a nuestra tecnología de forma gratuita o por unos pocos céntimos por email. Si te preocupa sobrestimar o subestimar tu demanda mensual de emails a certificar, puedes estar tranquilo: nuestros planes Scale se adaptan a tu uso real.

 

¿Quieres probar eEvidence? Dirígete a la página de registro, elige uno de nuestros planes y disfruta de la tranquilidad que te mereces.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>